Arbro Consulting, como asesor técnico para un grupo internacional, ha realizado la Due Diligence Técnica y Ambiental de una cogeneración de fuel-oil, con una potencia instalada de 22 MW localizada en la provincia de Almería, dentro de una amplia potencial operación de compraventa de activos.

 

El equipo de cogeneración consta de dos motores Wärstilä con una potencia instalada de más 22 MW en su conjunto, contando con un consumo anual de más de 32.000 toneladas de fuel-oil. Asimismo, se han auditado el resto de las instalaciones que componen la planta y que incluye transformadores, turbocompresores, alternadores, calderas y otro tipo de equipamiento auxiliar, así como los procedimientos y los costes de explotación, operación y mantenimiento.

 

La planta generó en 2017 más de 161 GWh de energía, exportando a la red eléctrica el 95% de la misma y empleando como autoconsumo el 5% residual. De igual forma, el vapor generado en el proceso alcanzó en las 56.000 toneladas y fue exportado a una industria colindante especializada en el sector farmacéutico. Dentro de este proceso, se desalinizaron más de 200.000 metros cúbicos de aguaprovenientes del mar Mediterráneo.

 

Las emisiones de CO2 registradas en 2017 ascendieron a más de 166.000 toneladas, mientras que las de óxidos de nitrógeno fueron algo inferiores a las 1.000 toneladas. Atendiendo a dichos datos, y entre otras actuaciones de calado, se ha propuesto la instalación de filtros adicionales a los ya existentes en los conductos de evacuación de gases, con el objetivo de reducir las emisiones cumpliendo con los estándares establecidos en las sucesivas directivas europeas que han ido publicándose a lo largo de los últimos años.

 

Estas propuestas, centradas por una parte en la regularización de las instalaciones a los reglamentos vigentes, y por otra, en la mejora de la calidad ambiental de las emisiones realizadas, se han valorado económicamente en un importe que ronda el millón de euros. Sin embargo, también se ha planteado una solución más ambiciosa en cuanto al cumplimiento de los objetivos mencionados, cuya pilar radica en la sustitución del combustible empleado pasando del actual fuel-oil al gas natural, ofreciendo una mejora muy superior en la calidad de las emisiones de gases. Este segundo planteamiento haría incrementar la inversión a realizar hasta un valor cercano a los 13 millones de euros.